¿Cómo nos preparamos para la vida de 100 años?

¿Cómo nos preparamos para la vida de 100 años?

La Vida de 100 Años, publicado en España por VERSSUS Libros es una obra que plantea el reto de vivir y trabajar en el siglo XXI, conforme el aumento de la longevidad humana plantea continuos retos a personas, empresa, gobiernos y sociedad en general.

La obra original publicada en inglés bajo el título The 100 Year Life es obra de dos prestigiosos profesores de la London Business School, Andrew Scott (economista y asesor del Tesoro Británico) y Lynda Gratton (Psicóloga y consultora especialista en recursos humanos). Bajo esta doble perspectiva, económica y psico-sociológica los autores hacen un análisis de los cambios que ya se están produciendo en las sociedades occidentales, y que afectan a España con espacial incidencia, al ser uno de los países de la OCDE con mayor esperanza de vida de hombres y mujeres.

Bajo el subtítulo “Vivir y trabajar en la era de la longevidad”, los autores dicen que el modelo de vida de tres etapas, procedente del siglo XX, y construido en base a una etapa inicial de formación y educación, una etapa central de trabajo y, por último, una etapa final de jubilación no va a ser posible en un escenario de vidas de 100 años, en los que la última etapa, podría llegar tener a una duración de 35-40 años.

Por ello los autores plantean el dilema de si La Vida de 100 Años será un regalo o una maldición para las personas del siglo XXI y analizan las alternativas y opciones que deben tomar las personas para convertir la longevidad en un regalo, disfrutando de una vida plena, en la que no solo haya tres etapas, sino que esté construida sobre transiciones vitales y en las que el binomio edad-etapa no sea algo unívoco sino que tenga la flexibilidad que el progreso tecnológico nos proporciona.

El análisis de los autores se centra en la identificación de los activos que tienen todas las personas y en la toma de decisiones que éstas deberían tomar de cara a su edad madura. Una de las preguntas más interesantes que plantean los autores es: ¿Las decisiones que estés tomando sobre tu vida en el momento actual, serán aprobadas por tu propia persona cuando tengas 70 u 80 años?

    Es una maravilla reservar momentos y espacios para imaginarnos nuestro futuro. No es muy habitual, porque parece que el tiempo solo pasa para los demás. Pero vale la pena hacerlo con una cierta sistemática y convertirnos en niños soñando con lo que queremos ser de mayores y con qué hacer para conseguirlo. Aunque luego todo cambie y volvamos a empezar. Como en cualquier viaje, donde los preparativos muchas veces son incluso mejor que la propia aventura. Sobre todo si los hemos vivido en equipo.

    Antes, a los 30 años, era normal tener un trabajo fijo y una casa. Ahora la incertidumbre es mucho mayor. Y eso afecta también a los índices de natalidad, cada vez más bajos. ¿Puede ser la inmigración una solución para equilibrar la balanza entre población joven y adulta? ¿Cómo podría afectar un modelo así al mundo académico?

    Cómo compaginamos el fenómeno de la prolongación del tiempo de vida con la irrupción de la robotización generalizada en el ambito laboral?

    No será necesaria una revisión completa de nuestro diseño del sistema económico-social?

    Incluido nuestro modelo económico.

    Parece que está clara la teoría hace años. Toca pasar de las musas al teatro y con perspectiva de futuro. ¿Qué proponéis para llegar al mundo feliz del que tan brillantemente habla José Antonio Herce (y que todos suscribimos) con la alta dependencia que tenemos de un mundo político que no evoluciona apenas legislatura tras legislatura? ¿Por dónde empezamos?

    ¿Por que las empresas no se corresponsabilizan de la situación y promueven planes privados de pensiones o ahorros incentivado como en UK o Alemania?

    Aun no he leido el libro - Pero eh aqui mis pensamientos preliminares.

    Algunos hemos entendido desde hace tiempo que ya no hay 3 grandes etapas en la vida que va desde la formación pasa por la del trabajo y finaliza con la jubilación , sino que mas bien hay cuatro, ya que el periodo de esperanza de vida se alargara en poco tiempo hasta los 100 o mas  años. Lo cual quiere decir que la sociedad tiene que saber encontrar como hacer en la vida laboral para que puedan seguir aportando al sistema esos que hoy se encuentran entre los 60 y 80 años , si no es asi todo el sistema acabara derrumbándose. Actualmente no se hace otra cosa que ahogar mas y mas al sistema, para un futuro en donde de seguir asi en poco tiempo nos encontraremos con que el 70 % estarán jubilados o retirados y el 30 % tendrán la carga de todo el sistema que no podrán mantener en ningún caso .

    En definitiva, la sociedad debe empezar a saber encontrar espacio s flexibles de trabajo para ese tipo de trabajadores que pueden y quieren seguir aportando al sistema , empezando por no ser una carga y que a tiempo completo/parcial puedan seguir aportando al sistema para su sostenibilidad, PERO claro está, aquí las empresas que son la piedra angular de la Sociedad en el trabajo, deben ser las primera en entenderlo y ponerlo en practica en sus políticas de RR:HH y recoger ese talento inicuo y transformado que existe y tienen personas a las que hoy la sociedad los considera como mayores.

    El Talento se tiene o no se tiene, pero también evoluciona mostrándose de forma distintas en las distintas etapas de la vida .- y ante todo las Empresas deben saber aprovecharlo, empezando por el reconocimiento, el respeto y la gratitud  rehubicandolo en funciones para que la experiencia  y el progreso sean siempre complatibles.

    RBZ